Psicología Infantil en separación y divorcios

Valles Psicologia (Granollers | Ametlla del vallès) - psicología forense

No hables mal de mamá/papá

Hoy mi atención se ha desviado hacia la conversación de un padre con su hijo, en el tren. Oir cosas como “Papa podemos ir a ???? Por mi si pero a ver que dice tu madre, porque nunca nos deja hacer nada cuando estás conmigo. Parece que no quiera que te lo pases bien o que no te quiera directamente”. Muchos niños y niñas acuden a terapia de psicología infantil de la mano de su padre o madre por un cambio de comportamiento o de personalidad que los adultos no entienden. Y cuando preguntas sobre la situación familiar, su historia o las cotidianidades, salen a relucir verdades incómodas. Continuar leyendo “Psicología Infantil en separación y divorcios”

Hijos de padres separados

Valles Psicologia (Granollers | Ametlla del vallès) - psicología forense

Hijos de padres separados

¿Qué le pasa a mi hijo? ¿Qué pasa tras el divorcio de los padres? ¿Cómo afecta el divorcio en los hijos? ¿Cómo intervenir desde casa? 

Una de las grandes demandas de un informe pericial es la evaluación del estado emocional de los hijos de padres separados que se disputan la guardia y custodia de los niños (o quieren modificarla).

Los padres (normalmente los custodios) e incluso los abuelos solicitan el informe pericial psicológico con la intención de averiguar qué les puede estar pasando “por dentro” (¿Por qué tiene ataques de ira?, ¿Por qué ha dejado de hablar?, etc) y ayudar a sus hijos a que la situación que viven sea lo menos traumática posible, que no sean capaces de afrontar la realidad indeseable que les ha tocado vivir. Por eso necesitan saber qué les pasa, si es que les pasa algo…

Cierto es que en muchas ocasiones, el conflicto sin resolver de los padres se traslada en los hijos en forma de desobediencia, trastornos de conducta, mentiras, excesiva inhibición, … Y muchas otras veces el deseo de un progenitor a hacer daño al otro perjudica al hijo, tratándolo de mensajero de ataques e insultos, sin apenas darse cuenta. Aquí es cuando aparecen las demandas paternales en forma de dudas y preguntas:

¿qué le pasa a mi hijo? Creo que aún no acepta la separación.”

Sabemos que, como padres, ofrecer a nuestros hijos un ambiente saludable, de cariño, disciplina, respeto y comunicación, y de ofrecimiento de necesidades básicas (alimentación, descanso, higiene, ropa, educación, …) es imprescindible para su bienestar físico y emocional. Sin embargo, cuando los padres viven en el conflicto constante y en un proceso de divorcio que implica luchar por la custodia de los hijos, todo esto se olvida.

La gran parte de demandas para presentar un informe pericial psicológico se basan en la valoración del estado psicológico de los hijos de padres separados, normalmente con fuertes discusiones y conflictos sin resolver.

La decisión de solicitar un informe pericial psicólogico es la desesperación por estar viviendo un proceso de conflictos y diferencias entre los padres de difícil solución. Un no entendimiento que pasa por la figura de un profesional externo que valore la situación psicológica del niño o adolescente influida más por la situación familiar conflictiva que por la separación en sí.

Y cuando se pasa por un proceso como éste, lo más importante es tener en cuenta su salud y bienestar psicológico.

¿Qué podemos hacer los padres divorciados? ¿Cómo intervenimos desde casa?

  1. Ten en cuenta su estado de ánimo. Tan importante son las rutinas para los niños que una situación así derrumba todos sus esquemas. Entiende sus cambios de humor, sus rabietas o el querer aislarse y llorar. Explícale qué pasa y mantén la calma sin reprochar a tu ex-pareja ni a tus hijos.
  2. ¡¡Ellos no tienen la culpa!! Quien decide divorciarse son los padres y eso es algo que a veces se olvida. Hacerles entender que se les sigue queriendo igual que siempre aunque papá y mamá ya no vivan juntos. Los niños no son recaderos, espías o similar… Usarlos de mensajeros ayudará a prorrogar el conflicto entre vosotros haciendo que cada vez sea más difícil resolver la situación. Del mismo modo que lo es el hacer daño a la ex-pareja mediante la no manutención, no permitir visitas, …
  3. Los niños siguen siendo niños, no adultos. No pretendas que tu hijo lo entienda todo a la primera ni actúe como un adulto con responsabilidades que no le corresponden. Es importante seguir manteniendo las mismas rutinas (por ejemplo, preparar la mesa antes de cenar) y no desbordarlos con tareas que antes eran cosa “del otro”.
  4. Satisfacer con caprichos no es querer. El hecho de no tener la custodia y ver al niño cada 15 días no quiere decir que tengas que hacer lo que el niño quiera o comprar su amor con caprichos. ¿Así le demuestras que le quieres? Sigue con las mismas rutinas que tenía hasta ahora, aunque sea en otro hogar. Le demostraras que las cosas no han cambiado para él y esto le tranquilizará.
  5. Terapia de pareja. La terapia de pareja, sigue siendo útil aún estando divorciados. Os permite aprender a escucharos y a conseguir que la separación matrimonial no sea un trauma para los hijos. Aprender a comunicarse asertiva y abiertamente permitirá disminuir la ansiedad interna de cada uno de los miembros de la familia.

Si estas buscando los servicios de psicología forense especializada en el ámbito familiar, no dude en llamar al 677 751 674 y preguntar por Silvia Valero. Atención en despacho privado en Granollers y l’Ametlla del Valles