Técnicas de estudio

técnicas de estudio Granollers

Técnicas de estudio

Llega la época de exámenes y todo se vuelve cuesta arriba. Tranquil@. Para estudiar con eficacia se necesita tener claro unos puntos básicos que te permitirán obtener resultados positivos. Debes ser paciente y seguirlos paso a paso, conseguirás los objetivos que te propongas!

Todo alumno experimentado conoce muy bien la importancia de las técnicas de estudio. Sin embargo, es sólo uno de los pasos para un estudio eficaz.

No se trata de estudiar mucho, sino de estudiar bien

En consulta tengo colgado un cartel que resume los pasos a seguir cuando estudiamos: los trabajamos sesión a sesión y seguirlos permite obtener mejores resultados.

Estudiar sin seguir un buen método de estudio significar estudiar por rutina y se vuelve monótono y aburrido. Es importante establecer un buen hábito de estudio que incluya muchos recursos diferentes para aplicar en cada asignatura según nos convenga.

Lectura rápida

La lectura rápida es el primer contacto real con el contenido a estudiar, nos introduce al tema y nos llevará muy poco tiempo pero necesario para poder organizarnos más adelante.

  • Damos un vistazo rápido a los títulos, apartados, fragmentos de texto en color o negrita, gráficos y fotos, etc., de manera que podemos organizar el contenido y estructurar la posterior comprensión sin subrayar ni resumir todavía.
  • Nos preguntamos qué es lo que sabemos previamente del tema antes de empezar y cuáles son los conceptos que deberías saber al final
  • Hacemos una lectura general (sin saltarse líneas) a velocidad rápida

Organización y planificación

Tan importante es saber qué estudiar como el cuándo. Una buena planificación (gestión del tiempo de los días de la semana o el mes) y con el contenido leído en la lectura rápida, nos permitirá estar más seguros y aumentar nuestra motivación, ya que planteamos metas más cortas que nos darán más confianza sobre nuestras propias capacidades.

En esta planificación es importante ser lo más realistas posibles y tener en cuenta las actividades que consumen día a día el horario semanal: clases de inglés, los entrenamientos de básquet y el partido del domingo, la salida del viernes por la noche y la resaca del sábado, …

También es importante tener en cuenta nuestras propias habilidades y en qué asignaturas dedicamos más o menos tiempo dependiendo de las materias que nos son más fáciles o difíciles de asimilar.

Lectura lenta y comprensiva

Hasta ahora no ha habido prácticamente esfuerzo mental puesto que no hemos gastado mucho tiempo, no hemos tenido que memorizar ni prestar mucha atención.

La lectura comprensiva es una lectura lenta que requiere el máximo de atención y concentración. En ella empezamos a analizar y sintetizar la información y nos vamos dando cuenta de los conceptos principales, las ideas secundarias, los datos (fechas, nombres, fórmulas) y las no importantes. Aquí empezamos a entender el contenido del tema que estudiamos y a relacionarlo uno con otro.

Técnicas de estudio: subrayado, resumen, esquemas, …

Para analizar y sintetizar la información es importante dominar las técnicas de estudio. Las más efectivas son:

  • Subrayado y notas al margen: nos permiten remarcar en una o varias palabras y tener visualmente localizados los conceptos más importantes. Usa tu imaginación y usa diferentes colores, subrayados (línea curva, doble línea) y símbolos representativos que conozcas.
  • Resumen y esquemas: nos permiten sintetizar la información del tema a estudiar. El resumen se elabora con el contenido subrayado previamente y el esquema con la información del propio resumen. Es importante que uses tu propio lenguaje porque hace más fácil la comprensión de la información.

Memorizar y repasar

Evidentemente estudiar es memorizar. Todos los apartados anteriores tienen sentido para facilitarnos el esfuerzo final de recordar toda la información aprendida.

Memorizar es repetir las ideas y conceptos estudiados. Hacer esquemas y resúmenes facilita esta tarea porque no es necesario memorizarlo todo sino lo más importante así como saber relacionar los conceptos entre ellos.

Con una buena planificación y repasando día a día te aseguras de obtener mejores resultados.

Estudia a fondo los temas y convéncete que puedes aprobar