Relación entre el acoso escolar y las TIC

Veíamos en los artículos causas y consecuencias del acoso escolar o bullying, las características de este fenómeno escolar tan extendido en los últimos tiempos. Las estadísticas del estudio del British Council del pasado 2010 indicaban que los motivos de las burlas con mayor porcentaje entre escolares eran el aspecto físico, tener una discapacidad, el estilo al vestir y la raza. En esos artículos, leíamos que las causas del acoso escolar están supuestamente motivadas por sentimientos de frustración, venganza y odio aunque a veces es simple diversión o aburrimiento.

El acceso a las TIC

El Instituto Nacional de Estadística español (INE) del año 2010 muestra que el 94,6% de los menores entre 10 y 15 años son usuarios de un ordenador, el 87,3 % utilizan Internet y el 66,7% de ellos tienen teléfono móvil.

El Estudio Estatal de Convivencia Escolar (Ministerio de Educación) también habla del ciberbullying comparando a víctimas y agresores en diferentes situaciones de acoso a través de las TICs. De él se desprende lo que asociaciones como StopCyberbullyingafirman: “los que han sido agresores también han sido víctimas de otros que han difundido imágenes sobre ellos”.

La relación entre el acoso escolar y las TIC: el ciberacoso o ciberbullying

Es evidente que el acceso a Internet, redes sociales o el uso del teléfono móvil, puede dar nuevas ideas y dejar paso a nuevas formas para el acoso escolar. La relación entre el acoso escolar y las TIC es el llamado ciberbullyingciberacoso. Un fenómeno donde el menor es amenazado, acosado y humillado continuamente por otro menor utilizando Internet y las nuevas tecnologías.

Son herramientas casi invisibles a los ojos de los profesores pero humillantes para la víctima. El malvado uso de este tipo de recursos puede dañar psicológicamente a la víctima y vulnerar la ley de protección de datos del menor y su intimidad.

Las secuelas escolares pueden ser las mismas que cualquier forma de acoso: el bajo rendimiento escolar o los síntomas de ansiedad previos a la entrada del colegio.

La plataforma StopCyberbullying explica la diferencia de dos tipos de ciberbullying: el que se da por ataques directos y aquel con el que se provocan ataques indirectos.

Los ataques directos incluyen:

  • envíos de mensajes de texto o sms amenazantes,
  • usurpar la identidad en las redes sociales e insultar otras personas,
  • envío masivo de correos electrónicos o sms,
  • envío de fotografías con amenazas de muerte o
  • el robo de contraseñas y hacerse pasar por esa persona

En los ataques indirectos, el agresor provoca a un tercero a que acose o agreda a la víctima.

Más vulnerabilidad para la víctima, más impunidad para el acosador

La propia definición de bullying implica prolongación en el acoso, dando lugar un posible descenso de autoestima, un aislamiento al grupo primero y a la sociedad después, rasgos de depresión o ansiedad, etc.

A estos problemas, en el acoso escolar y las TIC se añade más vulnerabilidad ya que las agresiones pueden ser más dañinas que en el acoso escolar “simple”. En este caso, el abuso se puede llegar a producir durante las 24 horas del día y no sólo en el contexto escolar.

Además, es muy fácil pensar que estos canales de transmisión de información instantánea (fotografías, vídeos, etc.) puedan, desgraciadamente, llegar a usarse para intercambiar con otras personas y usarlas como fin extremo de canal pornográfico. (Si el acosador es un adulto con pretensiones sexuales, no seria ciberbullying sino grooming)

¿Y el agresor? Impune. Los jóvenes son muy ágiles con el manejo del ordenador y se mueven como peces en el agua en las redes sociales e Internet en general.

Decir ¡Basta!

Internet se ha convertido en un ambiente permisivo donde todo lo vale. Apartada queda la principal función de obtener información relevante sin necesidad de dañar a los demás.

Para evitar situaciones desagradables, la asociación Protégeles a través de la línea de denuncia Internet Sin Acoso recomienda, por ejemplo, pedir permiso siempre antes de conectarse a la red social, ofrecer alternativas de ocio para disminuir las horas ante el ordenador, etc. A la primera señal de los padres debe ser hablada y dialogada. El apoyo de los familiares y amigos es el mejor principio para decir Basta! a una situación de acoso. Lee más en https://www.noalacoso.org

Las soluciones y respuestas ante esta situación son diferentes porque los motivos del acoso escolar también lo son. La prevención sobre las consecuencias ayuda a los menores a respetar a los demás y a tomar medidas para avisar y ayudar a los compañeros que puedan ser víctimas de bullying.

Hoy, 30 de enero, se celebra en los centros educativos, el Día Mundial de la No-Violencia y la Paz (DENIP), donde participan escuelas de todo el mundo. Están invitadas a participar las escuelas de todos los niveles y de todos los países con el objetivo de educar por la tolerancia, el respeto y la no violencia escolar

Photo by Blake Barlow on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *