Psicología Infantil en separación y divorcios

No hables mal de mamá/papá

Hoy mi atención se ha desviado hacia la conversación de un padre con su hijo, en el tren. Oir cosas como “Papa podemos ir a ???? Por mi si pero a ver que dice tu madre, porque nunca nos deja hacer nada cuando estás conmigo. Parece que no quiera que te lo pases bien o que no te quiera directamente”. Muchos niños y niñas acuden a terapia de psicología infantil de la mano de su padre o madre por un cambio de comportamiento o de personalidad que los adultos no entienden. Y cuando preguntas sobre la situación familiar, su historia o las cotidianidades, salen a relucir verdades incómodas.

Cuando eres padre o madre y vives una situación tan desagradable como separarte (o divorciarte) de tu pareja, la situación es difícil. Y se complica cuando tienes hijos en común. En Psicología infantil trabajamos cómo puedes ayudarte para ayudar a los tuyos 

Ser niño cansa mucho

Un niño en la primera y segunda infancia debe hacer frente a muchas obligaciones, en casa y sobretodo, en el colegio. Es un desgaste antinatural de energía, superior a lo que su cuerpo está preparado para afrontar: responsabilidades, normas, deberes, extraescolares, etc. Y esa energía se desborda cuando hay cambios importantes como la separación de los padres, en los que además tienen que hacer maletas, responder ante lo que ahora se ha convertido en dos familias diferentes, con dos estilos de educar y vivir diferentes.

En la pre-adolescencia, adolescencia y juventud, los chic@s pueden ser capaces de pasar temporadas más largas sin el otro progenitor, aunque conservando un canal de comunicación diario, si es necesario. Es quizás la etapa más complicada de sus vidas y, por ello, necesitan de un progenitor que les acompañe en el vaiven emocional, social y hormonal. El hecho que los adolescentes tengan móvil o sean más autónomos, no da derecho al progenitor a convertirlo en una vía mensajera de uno hacia el otro o tenerlo más controlado. 

Los divorcios deben llevarse de la manera más natural posible sin que afecte al equilibrio emocional de los hij@s. La teoría la sabemos. Ser padres es una decisión de los adultos en que un día pusisteis en común un proyecto de vida que durará siempre. No fue una decisión ni responsabilidad de los niños, no les hagamos la vida más difícil.

Si crees que su bienestar emocional está desequilibrado, que tu hijo@ no es feliz o directamente verbaliza su malestar, quizás sea momento de plantearse si el régimen de visitas o el sistema de custodia establecido es el adecuado. En este caso, es posible que necesites un informe pericial psicológico sobre el menor. En psicología forense nos ocupamos de este aspecto.

Desde Psicología Infantil, te recomendamos … 

psicología infantil en divorcios. Psicología Forense Granollers
  1. Trabajo en equipo SIEMPRE. Los progenitores del menor como equipo de padres! Independientemente que la relación de pareja ya no exista, seguís siendo padres y eso aún os hace equipo.
  2. Comunicación BIdireccional SIEMPRE. Lo óptimo es la comunicación de tu a tu (en un parque, merendando juntos, …) sobre los quehaceres diarios del niño en común. Si no puede ser, via mail o sms, siempre desde el respeto mutuo y sin usar al menor de enlace.
  3. NUNCA hables mal de mamá o papá con tu hijo/a, aunque el niño no esté delante y/o creas que no te escuchan. Los niños sufren cuando escuchan cosas como “a ver que dice tu madre, porque nunca nos deja hacer nada”, “quien era ése que estaba en casa el otro dia? otro novio? será p***” o “no quieres hablar conmigo cuando te llamo, será porque quieres más a papá que a mi”. Y este consejo es extensible a abuelos, tios, etc.

Hay que evitar al máximo que formen parte de uno de los bandos. Las interferencias parentales son tóxicas y dañinas para el bienestar del niño en su presente y las consecuencias de su futuro.

Silvia Valero Loro
Psicóloga General Sanitaria col.COPC 15464
Psicoterapeuta
Psicología infantil Granollers
Psicología forense Granollers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *