¿Qué es el acoso escolar?

¿Qué es el acoso escolar?

Podríamos definir el acoso escolar o bullying como un acto de intimidación (físico y psicológico) iniciado y mantenido en el tiempo por una o varias personas contra otra, más débil.

Así, hay 3 criterios principales que identifican un caso de bullying:

  1. Intención de hacer daño
  2. Reiteración de las conductas, durante un periodo largo de tiempo y de forma recurrente
  3. Desequilibrio de fuerzas, habiendo desigualdad de poder entre una figura fuerte y otra más débil, la víctima.

El acoso escolar puede presentarse de diferentes formas:

  • físico, que se muestra con acciones o agresiones físicas ya sean patadas, peleas, zancadillas, tirones de pelo, etc.
  • no físico o psicológico, que puede ser tanto verbal como insultos o motes, como no verbal (hacer gestos groseros, aislar, enviar notas, etc.).

Características del acoso escolar

En general, el bullying pertenece a los primeros cursos de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). En los cursos posteriores, el índice de acoso escolar va disminuyendo.

Por otro lado, si tenemos en cuenta el género, el acoso escolar es un fenómeno generalmente masculino. La mayoría de estudios consideran que son más los niños los que se creen tanto agresores como víctimas en cualquiera de las formas de acoso.

Es muy importante pertenecer a un grupo de iguales. Es por eso lo más común es que el acoso escolar sea instigado por un grupo de alumnos en el que uno suele ser el agresor principal y el resto de “acompañantes de batalla”.

Muchas investigaciones sitúan como principal escenario el aula o el interior del colegio allí donde más casos de bullying se conocen y concluyen que agresores y victimas comparten aula o, al menos, curso.

Para evitar que el fenómeno bullying se extienda, la intervención debe ser siempre conjunta entre padres, profesores y profesionales de la psicología para poder abordar el caso de forma preventiva o con intervención inmediata y eficaz.